viernes, 5 de diciembre de 2008

Definición y tipos de escoliosis

Tipos de escoliosis y sus posibles soluciones:

Como definición general la escoliosis se conoce como una patología medica en la que se ve alterada la posición correcta de la columna vertebral, esta es una enfermedad evolutiva que sin tratamiento oportuno se puede ir agravando, estabilizándose cuando finaliza la maduración ósea.

La escoliosis se puede clasificar según distintos criterios, como por ejemplo desde el punto de vista etiológico se conocen varios tipos:

1.Escoliosis idiopática: es el tipo de escoliosis más frecuente que afecta a cerca del 75% de la población. Esta enfermedad a su vez puede ser clasificada en dos tipos más de escoliosis dependiendo de la edad en la que se presenta, las características más frecuentes de ella son el hecho de que no exista dolor sino que una deformación del tórax y asimetría del talle.

Ÿ Escoliosis precoz: que a su vez puede ser subdividida en:

- Infantil: esta se inicia entre los 0 y los 3 años de edad. Y puede ser muy grave.
- Juvenil: se inicia entre los 3 y 10 años de edad

Ÿ Escoliosis tardía: se inicia luego de los 10 años de edad.

Tratamiento para la escoliosis idiopática

Para el caso de la escoliosis idiopática existen dos tipos de tratamiento que pueden ser ortopédico o quirúrgico.

Tratamiento ortopédico: en este caso se debe iniciar con la observación ya que existen una serie de casos en los que no es necesario el tratamiento ortopédico, si es así al paciente solo se le hacen una serie de ejercicios kinesicos para mantener la columna flexible y mejorar la potencial muscular abdominal, etc., en este el paciente presenta una curvatura flexible de menos de 15° de inclinación.
El siguiente grado en el tratamiento es el de uso de corsé este tratamiento no es apto para pacientes en crecimiento y que sean menores de 15 años. El objetivo del tratamiento con este corsé es detener el crecimiento de la curva, la efectividad del tratamiento es de un 20% de disminución de la curva en un periodo que 23 horas diarias es decir, se debe incluso dormir con el, eso si lo que hace este tratamiento es solo detener el crecimiento de la curva, el retiro del corsé es lento y progresivo hasta que se demuestre que la columna ha logrado estabilidad, y la estabilidad se logra por la maduración ósea causada por el uso del corsé.

Tratamiento quirúrgico destinado a aquellos pacientes que están fuera del alcance del tratamiento ortopédico, esto quiere decir que es para personas con curvaturas que superan los 45° de curvatura, mayores de 15 años. El objetivo del tratamiento es estabilizar la columna y mejorar las deformaciones estéticas, esto se logra a través de la fusión de la zona de columna comprometida, luego de la corrección de las curvas con instrumental de distracción y derrotación de los cuerpos vertebrales (instrumental de Harrington, Cotrel Dubousset, Luque, Lea Plaza, etc.).A la corrección de las curvas se agrega la artrodesis de ella, con injertos obtenidos del propio paciente desde la cresta ilíaca posterosuperior. La artrodesis, en su gran mayoría, se realiza por vía posterior y, ocasionalmente, se emplea también la liberación y artrodesis anterior cuando las curvas son muy rígidas, o hay un componente xifótico importante.
También se usa el abordaje anterior en curvas únicas lumbares, para evitar la artrodesis lumbo-sacra, aquí se usa el instrumental de Dwyer.



2. Escoliosis congénita: es aquella que viene de alteraciones congénitas de la columna vertebral. Este tipo de escoliosis es de menor frecuencia que la idiopática, las causas son defectos de la formación, es decir, falla en la columna vertebral; falla en la segmentación; y por ultimo ambas causas, es decir, que se presente tanto defectos en la formación y falla en la segmentación.



Tratamiento para la escoliosis congénita:

Lo más relevante es que el tratamiento de la escoliosis congénita debe ser a muy temprana edad, esta clase de tratamiento es netamente quirúrgico y especialmente en presencia de barras para evitar el crecimiento de las curvas cuando se progresan se operan fusionando la zona alterada, en casos muy especial se extrae la hemivertebra, se puede plantear la extirpación de la hemivértebra. Sólo puede hacerse en la región lumbar, cuando la fusión sola no logra la compensación del paciente, por lo tanto, cuando se reseca una hemivértebra, además se debe hacer la fusión de la zona afectada, que usualmente es muy corta. Luego de la cirugia se debe seguir la inmovilización por 6 meses con uso de corsé



3. Escoliosis neuromuscular: la más común es la poliomielitis la cual ha ido en disminución luego de las aplicación de la vacuna de antipolio. Producen deformidad vertebral por parálisis neuromuscular, la cual puede ser simétrica o asimétrica su efecto es de progreso durante toda la vida por lo cual debe ser tratada hasta los doce años, la corrección se realiza por el uso de corsé que impide el aumento de la curvatura.
Si se logra evitar la deformación de la curva utilizando la solución ortopédica se realiza la fusión de las curvas lo mas cercanamente posible a la maduración ósea.


Tratamiento para la escoliosis neuromuscular:

En el caso de presentarse este tipo de escoliosis el único tratamiento es la cirugía colocando barras distractorias por la vía posterior, y en ocasiones fusión por la vía anterior cuando existe xifosis o lordosis torácica. Luego de la operación se inmoviliza al paciente por un año.






Ángulos de curvatura

Es posible que el ortopedista mencione el Ángulo de Cobb, un método de medición de la curvatura de la columna en grados. El número de grados ayuda al médico a decidir sobre el tipo de tratamiento necesario. Por lo general, una curvatura de 10 a 15 grados no requiere ninguna atención médica, excepto chequeos regulares hasta que el niño alcance su madurez puberal y se haya desarrollado completamente (en general, la curvatura de la columna no empeora después de alcanzar esta etapa de desarrollo). Si la curvatura tiene entre 20 y 40 grados, el ortopedista seguramente recomiende el uso de un corsé ortopédico. Un ángulo de 40 ó 50 grados, ó más, puede indicar la necesidad de llevar a cabo una operación.